Thor

Thor era el dios del trueno y protector de los agricultores. Controlaba el clima y las cosechas, y era uno de los personajes más conocidos por su larga cabellera peliroja y su poderoso martillo llamado Mjolnir con el que protegía a los mortales del mal.

Thor, que significa trueno, es hijo de Odín, el dios supremo, y de Fyorgyn, la diosa de la tierra conocida por su gran fuerza. Odín era un  dios de la batalla y la muerte; era adorado por los vikingos y los guerreros. Thor es de naturaleza sencilla, en contraposión a Odin, es de naturaleza compleja.

Thor es honesto, directo y justo, pero tiene un temperamento furioso. Muchos de los que adoraban a Thor en aquellos tiempos lo preferían a él más que a Odín que era conocido por su sed de sangre.

 Mjolnir[

El objeto más representativo de Thor es su martillo de guerra de mango corto, llamado Mjolnir, creado por los enanos Sindri y Brokk. Tiene la propiedad de nunca fallar en su blanco y tras ser arrojado siempre regresa a las manos de su dueño, además puede encogerse y ser llevado con disimulo en la ropa y también puede ser utilizado para arrojar rayos. Para alzar su martillo, Thor utiliza un cinturón que aumenta su fuerza, llamado Megingjörð, y un par de guantes especiales de hierro para protegerse del poder del martillo. Mjolnir es su arma principal a la hora de combatir a los gigantes, siendo calificada por los dioses como el más precioso de todos los trabajos de los enanos y el arma más poderosa que poseen los dioses en su defensa contra las fuerzas de Jötunheim. El martillo se convirtió en un símbolo del dios y en un amuleto y pieza de ornamento muy popular durante la era Vikinga e icono del paganismo nórdico y germánico.

Carro

Thor viaja en un carro que es tirado por los machos cabríos mágicos llamados Tanngrisnir y Tanngnjóstr. Tenían la peculiaridad de que Thor podía cocinarlos y luego si necesitaba continuar su viaje, cubría los huesos con la piel y utilizaba el poder regenerador de su martillo para volverlos a la vida. En una ocasión en que pidió hospedaje en la cabaña de unos campesinos para pasar la noche, cocinó los machos cabríos y uno de los hijos de la familia, llamado Þjálfi, quebró uno de los huesos, de modo que cuando Thor los devolvió a la vida a la mañana siguiente, notó que uno de ellos cojeaba. La ira de Thor fue enorme y para subsanar el problema Þjálfi y su hermana Röskvase convirtieron en sus sirvientes y le acompañaron en muchas de sus travesías. El poema escáldico Haustlöng relata que la tierra era arrasada y las montañas se resquebrajan cuando Thor viajaba en su carro.